Practicar deportes siempre es recomendable para mejorar nuestra salud y sentirnos mucho mejor con nosotros mismos. A veces se nos complica por la rutina diaria salir y cumplir con una rutina de ejercicios, pero existen opciones como hacer aeróbic en casa para lograr ejercitar nuestro cuerpo en la comodidad del hogar y con un gasto nulo. También los más tradicionalistas prefieren ir a gimnasios, donde pueden cumplir con una rutina de ejercicios bajo la guía de un entrenador, y además tenemos la posibilidad de la práctica del pilates, el cual ayuda a sobreponerse ante dificultades físicas y recomponer el estado físico de las personas.

Igualmente si vas a iniciar una rutina de práctica de aeróbic en casa, debes tener presente que el calentamiento es elemental y no puedes hacerlo a un lado. Son diversas las razones de la importancia del calentamiento y aquí te daremos información sobre como llevarlos antes de una rutina de aeróbic en casa.

Importancia del calentamiento

Este procedimiento previo a cualquier actividad física es vital y muy saludable para el corazón. Si procedes a hacer ejercicios sin un calentamiento el estrés y el shock al que sometes al sistema cardiovascular puede generar daños leves al realizarse muy seguido durante un tiempo importante. Es un procedimiento sencillo que ayuda a proteger tu corazón y al mismo tiempo aumento tu ritmo gradual cardíaco.

Otro factor me mucha importancia en el calentamiento, es que mejora la elasticidad muscular, permitiendo a los músculos estirarse y contraerse.

De este modo, al sentirse más elásticos los músculos, estos evitan lesionarse más y ayudan a un mejor rendimiento en la actividad física.

Objetivos de un calentamiento físico

Para saber si lograste un calentamiento efectivo tu cuerpo se puede “manifestar de ciertas maneras. Lo importante es entender estas formas y así saber de una mejor manera si el cuerpo está preparado para el ejercicio.

.- Primeramente el cuerpo debería estar caliente.

.- Si te das cuenta de que no has sudado con el calentamiento, entonces no estás listo para el ejercicio.

.- Los músculos y articulaciones deben sentir flexibilidad.

.- Debes estar concentrado al 100% en el entrenamiento.

.- No debes verlo como una obligación, más bien disfruta el momento y siéntelo como una actividad deportiva.

Calentamiento para aerobic en casa

Te recomendamos que el calentamiento dure al menos 10 minutos. Además, mezcla estos movimientos y ejercicios como desees, lo importante es aplicarlos correctamente y lograr el efecto deseado.

Puedes utilizar un apelota de tenis o un rodillo de espuma para ejercer presión de manera rítmica y suave en los ligamentos y músculos.

De esta manera se ayuda a que la sangre llegue a los músculos y se eviten los calambres molestos. Por supuesto debes empezar con una presión mínima, la cual debe ir en ascenso a medida que pasen los minutos y recuerda que el trabajo con el rodillo de espuma no debería generarte dolores ni molestias.

Jumping jacks

Este ejercicio es de los más populares, y consiste en abrir y cerrar las piernas al mismo tiempo dando saltos en el mismo lugar.

Este ejercicio tiene como objetivo generar impacto en las articulaciones y bombear sangre al corazón. La podemos llamar como la parte caliente del estiramiento.

Movimiento de cabeza

Este es el más recomendable para iniciar la rutina, colocándote firme en la espalda, manos a la cintura y las piernas abiertas en un compás de 30 cm, ahí empiezas a mover la cabeza de manera circular y suave.

Movimiento de tobillos

Estando en esa misma posición, puedes levantar un poco el pie derecho y girar el tobillo circularmente y al sentirte completo cambia al pie izquierdo.

Trabajo con los hombros

Puedes proceder de igual manera con los hombros, flexionando las rodillas y moviendo los hombros hacia adelante y luego hacia atrás. Cada procedimiento lo recomendamos que lo ejecutes cada 8 veces.

Movimiento de caderas

Con las manos puestas en la cadera, puedes empezar a trazar círculos imaginarios con ella. Puedes hacer ocho movimientos para adentro y otros tantos para afuera.

Recordatorio

Debes tener presente que los calentamientos no deben dejar incapacitado para hacer el ejercicio.

Es necesario que sepas escuchar a tu cuerpo y no presionarlo tanto en las rutinas de calentamiento ni de ejercicios.