Afrontar el trastorno de genitales ambiguos puede que no resulte fácil para los padres, como para sus familiares y amigos cercanos. Por lo que nunca está de más recibir la ayuda psicológica necesaria que te ayude a avanzar de la manera correcta por ti y por tu bebé.

Lee este artículo para que conozcas consejos de cómo actuar y qué esperar del equipo médico que te rodea en estas situaciones.

Estrategias para un buen afrontamiento del trastorno

Las preocupaciones acerca de los actos que podrán acontecer en el futuro del bebé no se hacen esperar cuando se les entrega a los padres el diagnóstico de los genitales ambiguos. En este momento debes permitirle a un profesional de la salud que te ayude, pues cuentan con la capacidad de hacer este proceso un poco más ligero.

La orientación continua puede ser la clave

Es una situación que puede llegar a ser tan impactante que siempre es buena idea pedirle a tu doctor que te indique a un profesional de salud mental que pueda ayudarte a asimilarlo y a tomar las decisiones correctas más tarde cuando sea el momento de hacerlo.

De igual manera, siempre es recomendable que se oriente de manera continua tanto a los padres como al hijo, por lo que los grupos de apoyo pueden ser el beneficio que todo padre necesita para que las experiencias puedan ser compartidas con personas que realmente conocen el sentimiento.

Fijándonos en los niños, para ellos contar con una orientación continua por parte de un profesional puede llegar a ser clave para que este trastorno no afecte su seguridad sexual y social. Por lo que se recomienda también que al llegar a la adultez se integre a algún grupo de apoyo.

Está bien si deseas tomarte un tiempo alejado de toda celebración

            Tener que afrontar el trastorno de genitales ambiguos puede elevar tus niveles de estrés sobre todo en aquellos casos donde son padres primerizos que no tienen experiencia alguna en la paternidad y tampoco tenían conocimiento de que algo así podía suceder.

Es importante en este punto saber que cuentas con un equipo médico que se encuentra trabajando para ti en todo momento en pro de que todas las respuestas respecto a la salud de tu hijo serán respondidas con la mayor prontitud posible. Esto puede ayudar a reducir esos niveles de estrés.

Si lo consideras necesario puedes tomarte el tiempo para realizar el anuncio formal entre tus familiares y seres queridos de que tu hijo ya ha nacido, sobre todo si no se ha llevado a cabo por completo el análisis y no tienes un plan seguro de cómo se procederá con el tratamiento del trastorno.

Lo normal en estos casos es que, tanto tus familiares como tus amigos, existan preguntas difíciles que quizá no estés listo para responder. Por lo que mejor siempre será afrontar le trastorno de genitales ambiguos por cuenta propia antes de enfrentarte a tener que explicarlo a otras personas.