¡¡Muy buenas equipo!!

Hoy os traigo una receta super sencilla, deliciosa y ¡¡muy muy sana!! un básico que tiene que haber en todos los armarios de las cocinas saludable fitness. Haciendo vuestra propia salsa de tomate evitareis comprar las típicas salsas de supermercado llenas de grasas saturadas, sales y azúcares.

Salsa de tomate casera saludable fitness.

Salsa de tomate casera saludable fitness.


Para elaborar esta receta de salsa de tomate casera saludable fitness necesitamos:

1 Kilo de tomates naturales bien rojitos
3 Zanahorias
2 Pimientos rojos
Cebolla en polvo
Ajo en Polvo
1 Cucharada sopera de aceite de oliva
1 Cucharada de miel cruda
Sal rosa del Himalaya o marina

Puedes añadir las especias que te gusten, yo suelo darle un toque con pimentón dulce y curry.

En una cazuela con agua hirviendo  escaldamos los tomates, las zanahorias y los pimientos hasta que veamos que van perdiendo la piel, escurrimos y quitamos el resto de la piel que no se haya despegado del todo (las zanahorias habrá que pelarlas si o si, la piel no se despega como la del tomate y el pimiento).
Troceamos el tomate, las zanahorias y los pimientos en trozos pequeños.
En una sartén añadimos la cucharada de aceite de oliva, cocinamos todos los ingredientes junto a el ajo, la cebolla, el endulzante y sal sin sodio unos 40 minutos a fuego medio.

Ya sólo nos queda batir la mezcla hasta eliminar grumos, lo que yo suelo hacer es embotar la mitad de la mezcla batida y la otra mitad sin batir ya que algunos días me gusta añadirlo a la pasta y notar la textura de las verduritas  😉

¡¡Ya tenemos salsa de tomate versión saludable!!  :mrgreen: