¡¡Aloha TEAM!!

Os traigo una nueva receta ideal para este otoño / invierno, un plato de cuchara muy rico y nutritivo.
Comparto con vosotros como preparar un puré de zanahoria picante, una delicia perfecta para acompañar una buena carne o pescado.

Puré de zanahoria picante. Receta fitness

Puré de zanahoria picante. Receta fitness

Para preparar esta receta necesitamos:

8 Zanahorias
1 Rodaja de unos 150 gramos de calabaza
1 Cebolla roja muy picadita
Sal Rosa del Himalaya
1 Cucharada de aceite de oliva
1 Cucharada de queso batido (como topping)
Media guindilla roja troceada (como topping)
Agua mineral 400ml (puedes variar la cantidad en función de lo espesa que quieras el puré)

Limpiamos y troceamos todas las verduras, añadimos el agua,y el resto de ingredientes (excepto el queso batido y la guindilla) cocinamos en olla presión unos 20 minutos (40 min si es olla normal).
Cuando esté listo trituramos en una batidora, emplatamos y colocamos una cucharada de queso batido y un poco de guindilla.

¡¡A disfrutar!!

La zanahoria, es una hortaliza que pertenece a la familia de las umbelíferas, también denominadas apiáceas, y considerada la especie más importante y de mayor consumo dentro de esta familia. Se pueden consumir de muy diversas formas. Se suelen trocear, y se consumen crudas, cocidas, fritas o al vapor y se cocinan en sopas, guisos, ensaladas, pasteles, así como en comidas preparadas para bebés y animales domésticos.

Es un alimento excelente desde el punto de vista nutricional gracias a su contenido en vitaminas y minerales. El agua es el componente más abundante, seguido de los hidratos de carbono, siendo estos nutrientes los que aportan energía. La zanahoria presenta un contenido en carbohidratos superior a otras hortalizas. Al tratarse de una raíz, absorbe los nutrientes y los asimila en forma de azúcares. El contenido de dichos azúcares disminuye tras la cocción y aumenta con la maduración.

Su característico color naranja se debe a la presencia de carotenos, entre ellos el beta-caroteno o pro-vitamina A, un compuesto antioxidante que se transforma en vitamina A la cual sirve para la vista una vez que entra en nuestro organismo. Asimismo, es fuente de vitamina E y de vitaminas del grupo B como los folatos y la vitamina B3 o niacina. En cuanto a los minerales, destaca el aporte de potasio, y cantidades discretas de fósforo, magnesio, yodo y calcio.2

Ayuda a limpiar los dientes y estimula la secreción de saliva, algo que contribuye indirectamente a una buena digestión.

La deficiencia de vitamina A dificulta ver bien por la noche, ya que el nervio óptico se nutre de esta vitamina y una proteína llamada “opsina”, razón por la cual la zanahoria siempre se ha relacionado con la mejora de la visión.

Aumenta la producción de melanina, el pigmento que le da color a la piel y la protege de las radiaciones solares nocivas (UVA y UVB).