¡¡Aloha TEAM!!

Os traigo una nueva receta invitada, cortesía de una de mis followers en Instagram. Zaira, una loca respostera FAT & FIT.
Gracias a esta gran adaptación evitamos antinutrientes y chatarras varias.

Phoskitos versión saludable fitness

Phoskitos versión saludable fitness

Para preparar esta receta necesitamos:

Bizcocho:

7 claras
65 gr harina de avena
Endulzante que suelas usar, yo prefiero utilizar un poquito de miel cruda, pasas o dátiles (remojados en agua y hago puré)

Relleno:

Queso batido 0%
Proteína de vainilla

Cobertura:

5 onzas chocolate Lindt 85%
Cucharada de aceite de coco
Cucharada de cacao valor desgrasado
Leche desnatada

Preparación:

Precalentar el horno a 180 grados.
Batir las claras junto a la miel a punto de nieve.
Una vez montadas añadir poco a poco la harina con movimientos envolventes hasta que quede bien integrado todo.

Una vez lista la mezcla poner en la bandeja de horno con papel de hornear y extenderla bien dándole forma rectangular. La idea es hacer un bizcocho para luego formar un brazo de gitano. No necesita demasiado horno. Ni que se dore el bizcocho. No queremos que quede crujiente por fuera porque sino no podremos moldearlo para formar el brazo de gitano.

Mientras se cocina el bizcocho preparamos el relleno. Simplemente mezclar bien el queso batido con la caseina hasta formar una crema y reservar.

Una vez listo el bizcocho sacamos del horno y dejamos templar.
Una vez templado lo despegamos del papel de hornear y empezamos a añadir la crema del relleno y la extendemos por todo el bizcocho. A continuación empezamos a enrollarlo junto al papel de horno para que quede bien apretado y dejamos en la nevera por lo menos 1 o 2 horas.
Una vez haya transcurrido el tiempo de nevera, empezamos a preparar la cobertura.

Ponemos las onzas de chocolate junto al aceite de coco y metemos al micro hasta que se deshaga. Una vez lo tengamos añadimos el cacao en polvo y vamos añadiendo leche desnatada hasta conseguir la textura deseada. Yo no lo deje demasiado líquido más bien algo espesito. Una vez lista la cobertura sacamos de la nevera nuestro brazo de gitano y lo cortamos a rodajas de unos dos dedos de grosor y empezamos a meterlas en el bol de chocolate.

Bañé primero la mitad de las rodajas, las metí en la nevera sobre la parte que aun no tenía chocolate hasta que estuviera bien cuajado y después bañé la otra mitad y volví a meter en la nevera esta vez sobre la parte que ya tenía el chocolate duro hasta que volvió a endurecer (lo podéis meter en el congelador si tenéis mucha prisa).

¡¡A disfrutar!!

Mil gracias a Zaira por esta recetaza, podeís seguir su Instagram pinchando AQUÍ