¡¡Aloha TEAM!!

El gazpacho es una sopa fría con ingredientes como el aceite de oliva, vinagre y hortalizas crudas: generalmente tomates, pepinos, pimientos, cebollas y ajo.

Esta tradicional receta de la gastronomía andaluza es muy saludable, rica en vitamina C, vitamina A, vitamina E, y minerales como el fósforo, hierro, calcio, magnesio, manganeso, zinc, cobre, potasio y sodio. Además es una fuente de fibra y antioxidantes con un gran poder saciante, perfecto si queremos recortar un poco nuestras calorías de cara al verano. Para poder incluirlo como una de nuestras recetas fitness lo que haremos es prescindir del pan, que se suele usar para espesar y dar volumen, pero que a la vez resta sabor.

Suele servirse fresco en los meses calurosos de verano. Su color varía desde el anaranjado pálido al rojo, según se empleen tomates más o menos maduros (que aportan un colorante natural denominado licopeno). El origen del actual gazpacho es incierto, aunque tradicionalmente se le ha considerado un plato del interior de Andalucía, donde el aceite de oliva y los productos de la huerta son abundantes, y los veranos muy secos y calurosos.

El gazpacho primigenio (mezcla de pan desmigado, aceite de oliva y vinagre) estuvo alimentando a campesinos ibéricos del sur durante siglos.
El gazpacho antiguo ha dado lugar a diferentes versiones de gazpachos calientes y fríos. Entre los fríos se tiene el ajoblanco y el salmorejo. Entre los calientes, más propios de La Mancha se les denomina gazpachos manchegos (o galianos), existiendo alguna variante igualmente en pueblos de Andalucía. Se sabe que no fue hasta el siglo XIX cuando se le añadió el tomate y se correspondió a las variantes rojas que conocemos en la actualidad. En la antigüedad el gazpacho era considerado un hiperónimo con el que se designa cualquier tipo de sopa o majado (machacado) elaborado con pan, aceite, vinagre, sal y otros ingredientes.

 

Gazpacho exprés 7 ingredientes. Receta saludable fitness

Gazpacho exprés 7 ingredientes. Receta saludable fitness

Para elaborar esta receta necesitamos (6 raciones):

1 k de tomates maduros y rojos
1 o 2 dientes de ajo
50 g de pimiento verde
70 g de pepino
30 g de vinagre
1 pellizco de sal rosa del himalaya
50 g de aceite de oliva virgen extra
Unas gotitas de limón (opcional)

Cortamos los tomates, el pimiento y el pepino y los trituramos hasta que quede una mezcla uniforme con la consistencia de una sopa. Añadimos el aceite y la sal rosa, batimos de nuevo hasta que quede todo bien mezclado.

Guardamos en la nevera el menos 2 h.

Idea Topping: Podemos acompañarlo con los mismo ingredientes troceados y unas hojas de albahaca.

¡¡A disfrutar!! 😆